Epi 313, Truman orejudo (Como hace 200 años ¿?)

El Macroscopio - 313er. Programa - Lunes 27 de Febrero de 2012 - Como hace 200 años... ¿ ?


EL MACROSCOPIO - todos los derechos reservados

Episodio 313 –27/2/12 - LR9 Radio América AM 1190 khz, Buenos Aires, R. Argentina

 Este es el link al audio: 

Este es el guión, by Lampi & Goodkat

Intitulado: “El show de Truman. La inconsistencia social, ¿cómo hace 200 años?
Subtitulado: “Truman orejudo”.

1. It´s a life, por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show
artística Leo navarro, Lampi y Evaristo Froid´d
El que pierde la inocencia, por León Gieco. (3.59 min)

2. The Begenin, por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show. (4.11 min) DE FONFO PISAMOS para hacer el texto siguiente:

Y hoy tenemos un ciudano, hoy Sainato no es Demente, es nada más que un ciudadano común. Y también tenemos un abogado, pero eso lo explicamos después.

C.C.: Hola a todos, que linda noche, que linda está la radio y muy bueno el programa, sigan así.

Que pasa si te manejás, con esos parámetros? Qué pasa si no mirás finito?

C.C.: Si señor. No señor. Buenas noches, buenos días, Su excelencia.

Que pasa si aceptás todo de esa forma y no “te” cuestionás nada “ni” cuestionás nada?

C.C.: obviamente, tal cual, gracias.

El viernes el episodio se tituló ¿nos damos cuenta?

C.C.: Fulano dijo, mengano explicó, perengano comunicó.

Que pasa hoy, día de la bandera si no tenés banderas? Si las banderas son de los demás?

C.C: Viva la patria. Votamos todos a “x”.

Que pasa si cada tanto caen focos desde el cielo, como en el Truman Show, y vos no les prestás atención?

C.C: Las cosas son así, que le vamos a hacer. Qué querés que haga? Por algo será. A mi que me importa. Si hacés las cosas bien, no tenés por qué preocuparte.

Que pasa si estamos encerrados en nuestro micromundo, engañados, con que somos libres y podemos salir cuando queremos. Que tenemos todos nuestros derechos, pero en realidad todo es (o mucho) es falso y te están manipulando a su voluntad y antojo?
C.C: Proveer de conformidad, Será Justicia.

Aceptamos la realidad tal cual la presentan, pero resulta que nunca es como nos la cuentan. Es el show de la vida digna.

C.C: Yo creo en la justicia.

Yo no, no existe, es una ficción. Y la llave la tienen solamente algunos, que nadie elige, que ejercen uno de los poderes del estado y que, parece, no se puede ni es conveniente criticar.

3. La colina de la vida, por León Gieco. (4,45 min)

4. Drive, por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show. (3.36 min min) DE FONDO PISAMOS para este texto

El último episodio se llamó ¿nos damos cuenta? Donde nos cuestionamos que había muchas o demasiadas cosas que pasaban de modo absurdo. El absurdo siempre presente en nuestra realidad cotidiana.

Decíamos que no aguantábamos más que se coloque siempre afuera la responsabilidad de lo que nos ocurre. Que entre todo lo que está mal, deberíamos reclamar, pero también hacer algo nosotros. Que, al menos, no podemos renunciar a la esperanza en cuanto a que si todos aportamos algo desde nuestro lugar, en lo que está a nuestro alcance, ese pequeño cambio puede generar con el tiempo uno mayor y significativo.

A modo de ejemplo, hablamos de la “fiesta por la justicia” y la entrega de premios “Petizo Orejudo”.  Porque la administración de justicia está en manos de jueces que, entre todos, detentan uno de los 3 poderes del estado.  Y sus fallos son actos de gobierno. El poder Judicial es el único poder del estado que no se somete a la voluntad popular para conformarse. Y no solamente eso, sino que también son vitalicios.  Como siempre me escucha decir: Paradójico. Democracia que se sostiene en gente que nadie elige y sin límite en el ejercicio de sus cargos (si lo tienen tampoco es significativo, porque es hasta una edad eterna, casi).

Por vamos a hacer este raro experimento de mezclar un ciudadano con un abogado. Rara experiencia para los dos. Los abogados hablan solamente entre ellos, al tiempo que pocos ciudadanos entienden lo que dicen ni sobre lo que hablan.

Hoy esta con nosotros Alberto Bovino, que integra un grupo de gente que lleva adelante la iniciativa que les contaba.

Pero antes de hablar de los petiso orejudos, los presento, a lo mejor tienen algo que preguntarse mutuamente un ciudadano y un abogado.

(acá podemos hablar de que es la justicia, como concepto abstracto, estamento, poder del estado y varias cosas que salgan, de modo de presentar los orejudos pero hablar de ello en el segundo bloque).



Porque me gusta el tema de la fiesta de la justicia. Porque me parece un genuino acto de control ciudadano, de critica y propuesta para el cambio de actitudes enraizadas que no son buenas. 

Porque además ahora hacemos justicia y pasamos enterito el tema que no llegamos el viernes.  Porque el estribillo es la esencia de ese cambio, el único en que creemos a la altura de nuestras vidas. El chiquitito, el que se suma a otro chiquito y ya son otra cosa un poquito mas grande. Y, a lo mejor, un día puede ser algo mucho mayor.

La fiesta por la justicia fue algo chiquito el año pasado, esperemos que este año sea mas grande para que, de a poco, sea uno de los motores de un cambio mayor.

5. Volver a los 17, por mercedes Sosa, Chico Buarque, Caetano Velososo, Gal Costa y Milton Nascimento.

…Noticias…


6. Underground, por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show
Abre, por Fito Paez. (A los 5,50 min pisamos)

7. Truman Sleeps por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show DE FONDO sobre esto hablamos… ( 3, 39 min)

Si podemos reirnos de un presidente, de un diputado, ¿por qué no de un juez? Desde cuando eso está prohibido o es malo. 

Qué es y como se organiza la fiesta por la justicia y la entrega de premios “petiso orejudo”. 

Una de las ideas de este año es que no sea algo conocido por nada más que algunos abogados, sino que participen las personas que no son parte de ese Truman Show que es el micro mundo de la justicia y sus operadores.

Acá Sainato es un ciudadano y podrá desde ese lugar preguntar y aportar lo que lo parezca sobre el tema.

Antes de hablar de presiones, porque todas las organizaciones de defienden del mismo modo. Las corporaciones tienen sus modos de resistir a todos aquellos que las cuestionen o intenten mejorar….

8. Under pressure, por Queen (3,56 min)

9. Dreaming of Fiji por Philippe Glass, del Soundtrack de la película The Truman Show DE FONDO sobre esto hablamos… (3,48 min)

Contaremos como, increíblemente, quienes apoyan la fiesta por la justicia reciben presiones por parte de miembros de ese poder que se resiste a ser, simplemente, criticados.


Cerraremos recordando al “carpo” que hace 7 años que ya no está y se lo extraña.

La música y nuestros artistas son la bandera y el alma de El Macroscopio. Porque nos enorgullece rendir culto y repetir cosas como, por ejemplo, las que escribió Pappo: "Nada como ir juntos a la par, mil caminos desandar, El honor no lo perdí, es el héroe que hay en mi".

10. Llegará la paz, por Pappo´s Blues (3,29 min).




Y se terminó el programa, se fue el episodio 313 de El Macroscopio.

Macroscopio o silencio.

Fundamentalismo superficial, como tantos otros.

Final, como decía Truman (Jim Carrey)
si no nos escuchamos que tengan buenos días, buenas tardes y buenas noches!

Hoy, más que nunca, Força Sempre

Chau Che



Addenda:

The Truman Show
The Truman Show
Director: Peter Weir
Productor: Edward S. Feldman
Música Philip Glass

Jim Carrey (Truman)
Ed Harris (Christoff)
Laura Linney
Noah Emmerich
Holland Taylor
Natascha McElhone
Muriel Moore Ver todos los créditos

Estrenada en 1998, la película obtuvo tres nominaciones a los Oscar, al mejor director, al mejor actor de reparto (Ed Harris), y al mejor guion original.

Gira en torno al programa de televisión "The Truman Show". Su protagonista, Truman Burbank (Jim Carrey), ha estado frente a las cámaras aún antes de nacer, aunque no es consciente de este hecho. La vida de Truman es filmada a través de miles de cámaras ocultas, las 24 horas del día y es transmitida en vivo a todo el mundo, permitiendo al productor ejecutivo Christof captar la emoción real de Truman y el comportamiento humano cuando se pone en determinadas situaciones. La ciudad natal de Truman, Seahaven, es un decorado construido bajo una cúpula gigante y poblado por actores de la serie y del equipo, lo que permite a Christof controlar cada aspecto de la vida de Truman, incluso el clima. Para evitar que Truman descubra su falsa realidad, Christof ha utilizado todos los medios para anular su sentido de exploración, incluyendo "matar" a su padre en una tormenta en un viaje de pesca para infundir en él miedo al agua. Sin embargo, pese al control de Christof, Truman ha sabido comportarse de maneras inesperadas, especialmente enamorándose de un extra, Sylvia, en vez de Meryl, la actriz destinada a ser su esposa. Aunque Sylvia es retirada de la serie rápidamente, Truman todavía se acuerda de ella. Además, Sylvia ha iniciado el "Free Truman", una campaña que lucha por que Truman sea liberado de la serie.

En la película, durante el trigésimo año de emisión de "El Show de Truman", Truman descubre hechos que parecen fuera de lugar, como un foco que casi lo golpea (tras lo que rápidamente anuncian por la radio local que fue la luz de aterrizaje que se había desprendido de un avión) y una conversación acerca de un "Truman Show" por parte del equipo de filmación en su radio del coche, que describe su viaje matutino al trabajo. Estos acontecimientos hacen que Truman comience a preguntarse acerca de su vida, dándose cuenta de que gran parte de la ciudad parece girar en torno a él. Truman trata de escapar de Seahaven, pero se lo impiden una seria de acontecimientos tales como la falta de vuelos, averías del autobús, embotellamientos de tráfico, y una aparente fusión nuclear. Meryl no puede aguantar el estrés y renuncia al programa, y Christof trae de vuelta al padre de Truman, esperando que su presencia hará que Truman deje de intentar escapar. Sin embargo, sólo le ofrece un alivio temporal: Truman pronto se aísla y empieza a quedarse solo en su sótano. Una noche, Truman consigue escapar del sótano sin ser detectado a través de un túnel secreto, lo que obliga a Christof a suspender la emisión del show por primera vez en la historia. Esto provoca un aumento de la audiencia, con muchos espectadores, incluyendo a Sylvia, que quiere que Truman se fugue.

Por orden de Christof, cada actor y miembro del reparto inicia una búsqueda en toda la ciudad, e incluso adelantan el día. Descubren que Truman trata de huir en barco y restauran la emisión, pero Christof decide actuar provocando una gran tormenta para tratar de volcar la embarcación. Sin embargo, la determinación de Truman finalmente lleva a Christof a poner fin a la tormenta. Como Truman se recupera, el barco llega al borde de la cúpula, atravesando la proa el cielo pintado. Truman, aterrorizado, descubre la existencia de un tramo de escaleras cercano, el cual conduce a una puerta en la que pone "Salida". Como ve que va a escapar de su mundo, Christof habla directamente a Truman a través de un sistema de sonido de gran alcance, tratando de convencerlo de quedarse, argumentando que no hay más verdad en el mundo real que la que existe en su propio mundo artificial. Truman, después de pensarlo un momento, dice su famosa frase: "Buenos días... y por si no volvemos a vernos, ¡buenos días, buenas tardes y buenas noches!", se inclina ante su público, y atraviesa la puerta hacia el mundo real. Los telespectadores reunidos con entusiasmo celebran la fuga de Truman, y Sylvia rápidamente sale de su apartamento para reunirse con él. El equipo ejecutivo ordena el corte de la emisión. Como el espectáculo ha terminado, se muestra a la audiencia del Show buscando otro programa para ver.

Significado filosófico
El argumento de la película esconde un trasfondo de desconfianza, un reflejo del clásico miedo a ser observado.
Muestra el mundo de Truman como una especie de Gran Hermano bestial en el que absolutamente todo, incluso la propia familia del protagonista, es falso, planeado; todas las experiencias de su vida son creadas intencionadamente para condicionar su forma de ser. Truman no es más que el objeto de un cruel experimento en el que no se deja nada al azar. Los protagonistas condicionan a Truman mediante los miedos (al agua, a los perros, a los riesgos de viajar en general) y la culpa (la muerte de su padre, el abandono de su madre).
Se podría decir que la película es una adaptación de la alegoría de la caverna de Platón, donde Truman es el prisionero de por vida que no conoce otro mundo más que la proyección del mundo real, el escenario que se ha puesto frente a él.
Podemos encontrar relación con el escepticismo local que inaugura la filosofía de Descartes el cual señala la imposibilidad de conocer algo con absoluta certeza ante la posibilidad de la existencia de un genio maligno, Hipótesis del genio maligno, o dios engañador que controla y engaña todos nuestros razonamientos, tal relación se puede encontrar de manera similar en la película Matrix.

También podemos encontrar en esta película una semejanza con la doctrina moral del filósofo alemán Friedrich Nietzsche, que suponía que el alma humana debía pasar por tres estados diferentes en su búsqueda de la superación de las debilidades en que el hombre había caído tras la devalorización del mundo real llevada a cabo por Sócrates y Platón y concluida por la religión. El protagonista se encuentra a gusto en el mundo que otros han creado para él y no quiere salir de él, pero al descubrir la verdad de su condición abandona su estado de "último hombre" para transformarse en un "león", un ser que cae en el más puro sinsentido y se rebela contra todo aquello que lo ha estado oprimiendo. Finalmente, tras superar sus miedos, el protagonista llega a la última etapa de su alma, el "superhombre", que es capaz ya de abandonar el mundo que le han fijado y crearse su propio mundo.

Simbología
La película presenta, en segundo plano o disimuladamente, varios elementos simbólicos que tienen un significado acorde con el mensaje en general:
El nombre Truman es homófono en inglés a True man, que se traduce como "Hombre verdadero", en alusión a que es lo único real en un mundo ficticio.
La ciudad en la que está ambientada la acción se llama Seaheaven, que en inglés significa "Paraíso en el mar".
El lema de la ciudad, como se puede ver en el arco de entrada, es "Omnis pro uno" que en latín se traduce como "Todos para uno", en referencia a que todo el mundo ha sido construido para uno solo, Truman.
El director y creador del show es conocido como Cristof, este es una abreviación de Christopher que significa "El que lleva al mesías" (Cristo), en alusión a que es él el que dirige y manipula la vida del héroe, como se refiere varias veces a Truman.

> La música de la película es de Philippe Glass