BQB Revista Nro. 3 - El éxodo de Eté & Los Problems (reseña)

Para el número 3 de la revista de +Buquebus, me doy un gusto grande, casi irreverente. Reseñar el disco que +Eté & Los Problems editaron el año pasado, El Exodo.

Es raro, pasa siempre lo mismo cuando tenés mucho para contar. Te quedas siempre con la sensación que es poco lo que dijiste. Acá, además, existe la limitación del espacio, los fucking caracteres con los que estoy aprendiendo a lidiar. Creo que nunca conseguiré superar ese escollo, no se si nací para hablar, pero siempre me pagaron por eso. Tampoco crean que la paga está relacionada con la extensión de mi cotidiano hablar, estaría mintiendo. 

Algo de lo que no puede volcar en la nota porque no tenía que ver con el disco. Una vez, cuando tuvo la deferencia de venirse a mi Lampi-cueva para una entrevista para la radio, le pregunté a Ernesto Tabarez (líder de Los Problems) que podía hacer por el disco. Su respuesta fue: "Nada, escucharlo, con eso ya es bastante". Sabio y generoso a la vez. El disco es un regalo para quien se entrega a su escucha y nada te pide a cambio. 

El escucharlo hace que te lo vayas apropiando, va siendo parte de uno a través de cada oída. Y eso hace que te sientas en deuda con ese puñado de canciones. Obvio que publicar una reseña tan pobre, pero no por eso menos genuina, poco o nada puede ayudar a la obra.  Sin embargo, te queda la satisfacción de saber que que algo pequeño a cambio entregaste, a esa obra que tanto te dio.

Y si de apropiación hablamos, dos cosas que van indicando que el disco y sus canciones ya pasan a ser de todos y no solo de Los Problems. Una, hace poco llegó a manos de Ernesto un cover de "Jordan" cantado maravillosamente por Flo, sola con su guitarra la canción toma una dimensión distinta, ajena a la del disco.  Sin conocerla, Eté salió en su búsqueda, la encontró y tocaron juntos la canción en un show en septiembre de este año (https://www.youtube.com/watch?v=qDBUCDvfQUA). Otra, "Objetos Perdidos" fue grabada por El astillero, grupo que nace de la unión de Franny Glass, Diego Presa y Garo Arakelian. Eso marca algo trascendente para la obra y es que el disco comienza vivir por si mismo.

La historia del final de la nota publicada es absolutamente cierta, como toda la reseña, no hay una sola línea de ficción. Se trata de Maite, la hija de mi amigo +Marcelo garcía que con sus 4 años adora el disco y a Ernesto, a quien sin conocerlo lo llama por su nombre de pila. Eté genera algo impresionante en los niños, lo he visto junto a otro en Montevideo sentado en el piso después de un show, estaban dibujado juntos. Me pareció un momento mágico, no me animé a preguntarle que pasó, era un momento de ellos. 

Pueden entrar en las imágenes y leer la reseña, que no tiene nada que ver con lo que leyeron si llegaron hasta acá. Así soy, la reseña de la reseña ocupa mas lugar. Léanla, clickeen en la página blanca. Pero si, fundamentalmente, pueden buscar el disco y escucharlo de principio a fin. No los va a defraudar.